Diagnóstico Genético Implantacional

El diagnóstico genético preimplantacional es una técnica que permite evaluar genéticamente a los embriones entre el tercero y sexto día de desarrollo, antes de ser transferidos al útero. Esto significa que podemos tomar una célula del embrión sin dañarlo y hacer un análisis genético para buscar alteraciones cromosómicas. Durante el estudio genético que se realice los embrioncitos se mantendrán en vitrificación para ser transferidos en un ciclo posterior y así aumentar las probabilidades de tener un bebé sano.

Esta técnica está indicada en parejas con riesgo de transmitir una alteración cromosómica o enfermedades monogénicas, mujeres con edad avanzada, en mujeres con aborto recurrente y en parejas con varios intentos de fertilización in vitro fallidos.